Paisaje

El paisaje natural del valle del Salnés es la continua sucesión de viviendas, pueblos y villas salpicadas por campos de cultivo en los que predomina la vid. 

Nuestras viñas se sitúan entre los 25 m y los 100 m sobre el nivel del mar. Esta uniformidad en la altitud esconde deferencias muy notables en cuanto a su situación geográfica y su mayor o menor exposición a los vientos atlánticos y orientación.